Lun. May 20th, 2024

El pasado viernes en el escenario Flow de Lollapalooza 2023, Santiago Chano Moreno Charpentier sorprendió a todos sus fanáticos al reunir a la banda de su vida, Tan Biónica, para interpretar un inolvidable show que combinó las mejores canciones de su repertorio solista con los éxitos de la agrupación.

Desde las 20 horas, Chano hizo vibrar al Hipódromo de San Isidro con temas como “Oración al sol”, “Carnavalintro” y “Naistumichu”. Pero fue con “Claramente”, con guitarra criolla al hombro, donde el cantante se tomó un momento de intimidad con el público, y logró que todos sus fanáticos se unieran en coro.

Pero lo mejor estaba por venir. El rumor que circulaba durante toda la previa se confirmó y la multitud estalló al escuchar que Tan Biónica regresaba a los escenarios. Las pantallas mostraron viejos momentos de la banda musicalizados con remixes de algunos de sus clásicos, creando un clima de rave biónica que culminó con el himno global de The White Stripes, “Seven nation army”.

Finalmente, las sirenas sirvieron de puente para que los cuatro integrantes de Tan Biónica trajeados como marca la tradición, junto a Diega Lichtenstein en batería, Bambi Moreno Charpentier en bajo y Seby Seoane en guitarra, volvieran a juntarse sobre el escenario. “Ciudad mágica” fue el comienzo inevitable de un viaje hacia el pasado y un recreo rumbo al futuro inmediato.

El público se entregó a los éxitos de Tan Biónica con temas como “Ella” y “Obsesionario en La mayor”. Mientras que Chano, con su puño cerrado y su corazón abierto, presentó este último tema como el himno nacional de la desolación.

La emotividad del show llegó a su cúspide con “La melodía de Dios”. Al finalizar, Chano se abrazó a su hermano Bambi y anunció un concierto despedida en Buenos Aires, prometiendo un nuevo encuentro con sus fanáticos.

“All you need is love” sonó al final mientras Chano desbordaba de alegría por la compañia incondicional de su público. Una noche única e inolvidable, donde la música y las emociones se combinaron para crear un momento mágico para todos los presentes.